Envíos a toda la república Mexicana

¿Riesgos en las perforaciones?

¿Riesgos en las perforaciones?

La oreja es el lugar más frecuente para las perforaciones, pero eso no significa que sea la única opción disponible. Una encuesta del 2010 reveló que cerca del 25 % de los adolescentes tienen perforaciones en otras partes fuera del lóbulo de la oreja. Un ejemplo son, la lengua, los labios, la nariz, las cejas, los pezones, el ombligo y los genitales que también se pueden perforar.

1 de cada 5 personas que se perforan otras partes del cuerpo fuera del lóbulo de la oreja sufre alguna complicación. 

Aunque esta cifra es considerable, no tienes de que preocuparte siempre y cuando tú perforación sea realizada de la manera adecuada y tomando en cuenta todas las medidas de seguridad.

Algunas de las complicaciones que podría provocarte un mal procedimiento son:

Infección en la perforación. Siempre que se rompe la primer capa de la piel, existe el riesgo de infecciones locales por bacteria del estafilococo o estreptococo, por eso la higiene durante el proceso y durante la curación son muy importantes. De todos los lugares que comúnmente se llegan a infectar, el ombligo es el más habitual esto debido a su forma/aspecto, ya que complica el lavado de la zona, Aun así las infecciones pueden ser tratadas con buena higiene en la piel y con antibióticos. Con este tipo de infección, por lo general no es necesario quitarse la perforación. Esto ayuda a prevenir que la perforación se cierre y promueva el drenaje del área infectada. 

Infecciones sanguíneas. Siempre existe el peligro de este tipo de infecciones con las perforaciones, tales como la de los virus de la hepatitis B o C y el tétanos. Estos tipos de infecciones son comúnmente causados por la mala esterilización de los instrumentos ademas recuerda que todo el material con el que se realiza la perforación debe ser nuevo o estéril y en el caso de las cánulas estas deben ser desechables. Aun así es importante estar al corriente con las vacunas, especialmente las vacunas contra la hepatitis B y el tétanos antes de hacerse cualquier perforación. 

Reacciones alérgicas. Las alergias al níquel son muy comunes y son un posible problema grave de las perforaciones del cuerpo. Por lo tanto, se debe evitar joyería que contenga níquel de preferencia se debe utilizar como pieza inicial un arete de acero quirúrgico. También es importante saber que algunas joyas de oro contienen níquel, Nosotros en La Tatueria te recomendamos piezas mayores a 14k y que no contengan grabados en el área del poste. Una reacción requiere con frecuencia que la perforación sea retirada. La joyería de baja calidad también puede causar los mismos problemas del níquel.

  • Problemas relacionados con la joyería. La joyería debe ser siempre nueva y no haber sido usada por otras personas. También deber ser del tamaño adecuado para la parte del cuerpo que se va a perforar. Si es muy grande, puede ocasionar cicatrices grandes o daño a los tejidos. Si es demasiado pequeña, puede cortar (rasgar) la piel o se puede romper. El uso prolongado de joyería pesada también puede ocasionar deformaciones o lóbulos de la oreja alargados.
    • Las joyas en los genitales pueden ocasionar lesiones o pueden hacer que un condón se rompa o que un diafragma se desplace —aumentando el riesgo de un embarazo accidental y la exposición a infecciones transmitidas sexualmente.
    • Las joyas del ombligo pueden enredarse con la ropa. Esta constante irritación puede demorar su recuperación. Las perforaciones del ombligo pueden tomar casi un año para sanar por completo.
  • Formación de queloides. Los queloides son tejidos de crecimiento excesivo, fibras o cicatrices que les pueden ocurrir a las personas después de sufrir un trauma menor en la piel, Además de problemas estéticos, los pacientes con queloides pueden sufrir de picazón y sensibilidad. Las opciones para el tratamiento de los queloides incluyen: extirpación quirúrgica, inyecciones con corticosteroides, criocirugía (congelamiento), vendajes de presión, radiación y terapia de láser. Aquellas personas propensas a las formaciones de queloides probablemente no deben hacerse perforaciones. Los adolescentes que sufren de enfermedades crónicas o aquellos que toman medicamentos diarios (por ejemplo, aquellos con diabetes mellitus o que toman corticosteroides) pueden correr mayor riesgo de sufrir complicaciones debido a las perforaciones del cuerpo y deben consultar con sus pediatras antes de hacerse cualquier perforación.   

Preguntas frecuentes

¿Puede un adolescente menor de 18 años sin la compañía de un padre o tutor, hacerse una perforación? 

  • En La Tatueria somos muy conscientes y nos preocupamos por nuestros clientes es por eso que un menor de edad no puede realizarse una perforación o tatuaje sin el previo consentimiento de su tutor legal, al llegar al estudio en caso de ser menor de edad se le pedirá que venga acompañado de el tutor para que este pueda llenar una responsiva en donde autorice el procedimiento.

Creo que mi perforación está infectada. ¿Cuáles son los síntomas? ¿Qué debo hacer? 

  • Enrojecimiento excesivo, sensibilidad en el lugar de la perforación, sangrado prolongado o cambio en el color de la piel en el área de la perforación, son todos señales de que la perforación puede estar infectada. 

¿Pistolas para perforar son buenas?

  • Las pistolas para perforaciones están muy lejos de ser la medida adecuada para perforarte, ya que la pistola hace la perforación con el mismo arete el cual no termina en punta, logrando un traumatismo en la piel y propiciando un sanado incorrecto, ademas dichas pistolas no son esterilizadas ni desechables. 

Estar informado acerca de las complicaciones asociadas con las perforaciones del cuerpo puede ayudar a los padres y a los adolescentes a tomar juntos las decisiones correctas. En La Tatueria contamos con profesionales en el tema que podrán orientarte.

Deja una respuesta

Carrito de la compra

0

No hay productos en el carrito.